Sobre la campaña

MÁS CULTURA MÁS PERÚ,es una campaña impulsada por trabajadores de la cultura convencidos de que un verdadero desarrollo exige transformar nuestra manera de relacionarnos. Convertir esta voluntad en una realidad implica un primer paso fundamental: aumentar el presupuesto nacional asignado a cultura del actual 0.32% al 1%, siguiendo las recomendaciones de la UNESCO.Veinte años de crecimiento económico no han transformado nuestra calidad de vida, ni mejorado nuestros valores y costumbres. No debería sorprendernos entonces que la seguridad ciudadana y la corrupción sean las principales preocupaciones de la opinión pública. Hoy nuestra forma de convivir, nuestra cultura, está marcada por la violencia, el feminicidio, la discriminación y por ejemplos cotidianos de corrupción a todo nivel.

Podemos y debemos cambiar la cultura de la violencia por la de paz, la de la corrupción por otra basada en la honestidad y justicia. La capacidad de revertir esta situación está en nuestras culturas, pues ellas expresan nuestra fuerza colectiva: son capaces de reunirnos, de crear alegría y confianza. Nuestras culturas son una potencia sobre las cuales, juntos, podemos construir un buen vivir entre todos y con la naturaleza a la que pertenecemos.

Esta no es una iniciativa solo para artistas y trabajadores culturales, porque la cultura en tanto convivencia nos compete a todos. Porque el acceso a la cultura es un derecho humano, e invertir en cultura es invertir en la vida de todo ciudadano.
Por eso, MÁS CULTURA MÁS PERÚ es una campaña ciudadana.

La cultura es democracia: Apostar por la cultura es apostar por ciudadanos responsables y respetuosos que construyan comunidades sólidas, donde podamos convivir en alegría y confianza.

La cultura es educación: Una vida cultural activa implica una educación permanente para todos. Cotidianamente aprendemos en los barrios, en los parques, con la televisión, la radio, el internet, etc. Necesitamos políticas culturales que mejoren la calidad de estos espacios de socialización.

La cultura es seguridad: Combate la corrupción, porque ofrece nuevos modelos de éxito. Mejora la seguridad ciudadana, porque convierte espacios públicos en la base de comunidades solidarias, y canaliza las energías de la juventud en actividades creativas y saludables.

La cultura es chamba digna: Trabajar teniendo derechos laborales garantizados es también propiciar #MásCulturaMásPerú.

La cultura es identidad intercultural: Es poder vivir celebrando nuestros diversos modos de vida y reconociendo como iguales a nuestros compatriotas. Es ver el valor de nuestra identidad plurinacional y reconocer que tenemos mucho que aportar al mundo.

La cultura es desarrollo: ¿De qué sirve la riqueza sin alegría y tranquilidad? Las actividades culturales son espacios para cohesionarnos, para desarrollar nuestro potencial creativo y nuestra responsabilidad ciudadana.

La cultura es paz: La cultura, como educación cívica, como más calidad de vida y como la valoración de la diferencia, es imprescindible para abordar las causas de la violencia, y para que aprendamos a resolver nuestros conflictos democrática y pacíficamente.

Vamos por:

    Invitamos a todas las organizaciones culturales, sociales, políticas, autoridades diversas, y a la ciudadanía en general a sumarse a la iniciativa para exigirle al actual Gobierno estos tres puntos:

  • ¡Por la implementación de políticas culturales en todos los niveles del gobierno de manera descentralizada!.
  • ¡Por aumento de presupuesto destinado al sector cultural hasta alcanzar al menos el 1% del presupuesto nacional!.
  • ¡Por mecanismos de participación ciudadana para garantizar que el gasto en el sector cultura corresponda a los intereses de la ciudadanía!.

  • “¡POR UN PERÚ QUE PUEDA CONVIVIR EN PAZ Y ALEGRÍA,
    SÚMATE A MÁS CULTURA MÁS PERÚ!.”

    #MásCulturaMásPerú